Bélgica pertenece al espacio europeo de bajo consumo de prensa, a más de 50 puntos de la media de los países de la UE y tres veces por debajo de los niveles de Suecia y Finlandia. Con una circulación de 1,5 millones de copias diarias, el índice de difusión se sitúa en 151 copias por 1.000 habitantes, un valor que refleja la resultante de un prolongado período de descenso, especialmete acusado en los diarios editados en francés. Probablemente, la cifra real es superior, ya que este país es permeable a la circulación de los grandes diarios de Francia y Holanda. La prensa belga expresa la realidad lingüística del país, con dos mercados claramente diferenciados de periódicos en francés y en neerlandés. Además, se edita un diario en alemán, el católico Grenz Echo de Eupen (Lieja), fundado en 1927, del que el grupo Rossel posee una participación del 50 por ciento.

 

Thomas LEYSEN
Voorzitter VUM media
 

Como en la mayoría de las naciones europeas, en Bélgica se ha asistido, durante las dos últimas décadas, a un proceso continuado de concentración de la propiedad de la prensa, cuyos vectores tienden hacia un situación duopolística. Los diarios de expresión flamenca, con una difusión de 897.000 ejemplares, cerca del 60 por ciento del total, están controlados por tres grupos, encabezados por VUM, propietario de De Standaard, Het Nieuwsblad y otros. VUM también se proyecta hacia los lectores de expresión francesa a través de Mediabel (grupo L’Avenir), con cabeceras veteranas como el diario de Namur Vers l’Avenir (1918), L’Avenir de Luxembourg de Arlon (1897), Le Courrier de l’Escaut de Tournai (1829), Le Jour de Verviers (1838), etc., y diversas ediciones locales.

 

 

El resto de la prensa flamenca es editada por los grupos De Persgroep (Het Laatste Nieuws, De Nieuwe Gazet y De Morgen), con 330.000 ejemplares diarios, y de RUG (Regionale Uitgversgroep), propietario de la Gazet Antwerpen y del Het Belang van Limburg, que suman 222.000 copias.

 

De Gazet van Antwerpen online

De Morgen Home

 

La prensa en francés, que difunde 540.000 ejemplares diarios en el país, se concentra también en torno a los intereses de VUM y VN Rossel, convergentes en algunos espacios de negocio. Rossel, participado por el francés Hersant, es propietario de media docena de títulos, entre ellos Le Soir, La Meuse y La Lanterne, con un total de 270.000 ejemplares, y, a través de La Voix du Nord, forma parte de Mediabel (L’Avenir), donde también aparece VUM. Mediabel es, asimisno, mayoritario en el grupo IPM, editor de La Dernieur Heure y La Libre Belgique.

 

    La prensa especializada en información económica tiene una implantación relativamente amplia, con dos títulos que difunden cerca de 80.000 ejemplares. Es líder el de expresión neerlandesa De Financieel Economische Tijd (51.9), que prácticamente duplica la circulación del editado en francés L’Echo (28.141), diario fundado en 1881 en el que tienen acciones diversos grupos de prensa, entre ellos VUM y Rossel.    
   
LOS DIEZ MAYORES DIARIOS DE BÉLGICA (2000)

Diario

Ciudad

Difusión

Lectores (000)

Het Laatste Nieuws/
De Nieuwe Gazet

Amberes

280.016

766

Het Nieuwsblad/De Gentenaar

Bruselas

218.259

718

La Meuse/La Lanterne/
Nou. Gazette/La Province

Lieja

142.608

578

Le Soir

Bruselas

122.545

594

Gazet van Antwerpen

Amberes

119.488

416

Het Volk

Gante

108.607

370

Het Belang van Limburg

Hasselt

102.206

400

Grupo Ver l’Avenir

Namur

98.269

387

De Standaard

Bruselas

80.567

282

La Derniere Heure/Les Sports

Bruselas

77.122

322

CIM, certificaciones 2000.
   
    Medición de la difusión y de las audiencias    
   

La CIM (Centre d’Information sur les Media) fue creado en 1971, por fusión de la OFADI, primera organización belga encargada de la certificación de la difusión, y el CESBP, organismo de medición de audiencias. El CIM opera como asociación sin ánimo de lucro, integrada por anunciantes, agencias de publicidad y medios de comunicación. En la actualidad, además de controlar la circulación de los medios impresos, evalúa las audiencias de éstos. También mide las visitas a las ediciones digitales.

   
    Asociaciones e instituciones de editores y periodistas    
 

Los editores belgas de prensa diaria se hallan asociados en torno a una única asociación, de carácter patronal, la ABEJ-BVDU (Association Belge des Editeurs de Journaux - Belgische Vereniging van de Dagbladuitgevers). Publican un informe anual con los aspectos más sobresalientes y las estadísticas básicas de la prensa belga (De Pers/La Presse).

En Bélgica no rige el requisito de la titulación pare ejercer el periodismo, pero su práctica impide cualquier tipo de actividad relacionada con la publicidad. Existen dos organizaciones de periodistas: la AGJPB (Association Générale des Journalistes Professionnels de Belgique) y la AJPP (Association des Journalistes de la Presse Périodique). La primera, reconoce y protege el título profesional e integra a los periodistas de información general, mientras que la segunda asocia a los sectores de información especializada. Ambas velan por la libertad profesional y ejercen funciones de carácter sindical, como son las referidas a las negociaciones laborales colectivas del sector.

En 1995, la AGJPB y la AJPP crearon una nueva sociedad para la defensa de los derechos de autor de los periodistas, la SAJ (Société des Auteurs Journalistes). En la actualidad, cuenta con más de 500 miembros. La SAJ negocia la gestión colectiva de los derechos de autor de los periodistas. 

 

    Centros de formación    
   

En 1921 se creó el Institut pour Journalistes de Belgique, con diplomaturas de dos años. Más recientemente, se crearon estudios de comunicación dependientes de las Facultades de Filosofía y Letras de diversas universidades, como la Universidad Libre de Bruselas y la Universidad de Lieja. La Universidad Católica de Lovaina creó en 1952 un grupo académico de periodismo vinculado a la licenciatura de Ciencias Políticas y Sociales, que en 1963 se integró en el programa de la licenciatura. Tres años después se creó el título de licenciado en Comunicación Social y, en 1975, el Departamento de Comunicación.