Resultaría interesante, pues, establecer una clasificación de estos medios sobre los que, para bien o para mal –casi siempre- se ha hablado en los últimos años, así como analizar en qué medida o de qué modo se manifiesta este carácter de confidencialidad. Es importante tener en cuenta, como señaló Chinchetru, que no todos los confidenciales son iguales, y que posiblemente hallaremos medios rigurosos mientras que otros no resulten ser más que un conjunto de chismes y rumores intoxicadores.

Por tanto, para proceder a su análisis sería necesario hacer un listado provisional de supuestos confidenciales. En este sentido, un estudio realizado por la Fundación Auna [21] en abril de 2003 dedicó el capítulo titulado “La vuelta de los confidenciales” a hablar de la situación de los confidenciales online españoles así como a elaborar un listado de los principales medios, entre los que figuraban, acompañados de una breve descripción, los siguientes [22]:

 
Nombre
Características
Diario Directo Heredero de Mi Canoa, creado por los pioneros Fernando Jáuregui y Eva Orué. En la actualidad propiedad del grupo Quebecor de Canadá
El Confidencial Digital Especializado en medios de comunicación y política.
El Confidencial Líder de los confidenciales. Especializado en economía y empresas.
El Conspirador (Estrella Digital) Apartado confidencial de Estrella Digital, el primer medio on-line que pasa a papel.
El Semanal Digital
Un grupo de jóvenes enfocado al análisis de la política.
El Topo (PR Noticias) Más que un confidencial, una revista dirigida a los responsables de Relaciones Públicas y a los Directores de comunicación.
Hispanidad Especializado en política y economía.
Libertad Digital Con marcado carácter político.
Madridpress Orientado a la política local y regional.
Fuente: Fundación Auna
 
Los autores de este estudio, titulado “El impacto de internet en la prensa”, José M. Cerezo y Juan M. Zafra, afirman, además, que los confidenciales impresos desaparecieron porque llegó un momento en que sus compradores y potenciales compradores eran los mismos que sus autores utilizaban como fuentes informativas y su contenido dejó, así, de ser atractivo, pero que en la actualidad, gracias a Internet, los confidenciales han ampliado su mercado potencial y abaratado su precio para los lectores. El documento señala además características propias de la red que se dan en estos medios, tales como la inmediatez de la información, por un lado, y la facilidad de acceso a opiniones e informaciones supuestamente limitadas a los círculos de poder y decisión, por otro. Respecto a la situación actual de los confidenciales, se refiere a un hecho sobre el que se ha debatido recientemente, la financiación de unos medios que, pese a su excelente posición en los rankings de audiencia, no han encontrado aún su rentabilidad.

Sin embargo, este trabajo no aporta ninguna definición que pueda aplicarse a los confidenciales. Volvemos a notar, como ya comentamos, una ausencia de estudio real en este sentido. De entre los escasos intentos, uno de los más recientes, motivado también por el enfrentamiento de estos diarios con la prensa tradicional y que nos servirá como punto de partida, ha sido el del profesor especializado en periodismo digital José Luis Orihuela, que define el confidencial en su bitácora [23] del siguiente modo:

“El confidencial es un género periodístico próximo a la crónica y normalmente de carácter político o económico que se caracteriza por el hecho de que el propio periodista asume el carácter de fuente, dando cobertura merced a su credibilidad y prestigio, a las fuentes originales que desean permanecer ocultas y que se manifiestan mediante 'confidencias'.”

 
m.sanchezgonzalez@gmail.com
 
Departamento de Periodismo, Facultad de Ciencias de la Comunicación. Universidad de Málaga
 
 
 
 
[21] CEREZO, José M. y ZAFRA, Juan M.“El impacto de internet en la prensa”. Cuadernos Sociedad de la Información 3, Fundación Auna, abril de 2003. En línea: http://www.conlared.com/soc_informacion/estudios/pdf/impacto_prensa.pdf. Fecha de acceso: 15 de noviembre de 2004.
 
[22] Aunque la información aportada por este estudio puede servirnos como base, la situación ha cambiado desde la fecha de publicación del mismo, y actualmente nos encontramos, por ejemplo, con que han desaparecido algunas secciones confidenciales como la de Estrella Digital o la de Diario Directo, o que muchos de los directores no son los mismos. Por consiguiente, variarán, además, algunas de las características de estos medios.
 
[23] ORIHUELA, José Luis. "Qué son los confidenciales y por qué la prensa arremete contra ellos”. E-Cuaderno, 28 de septiembre de 2004. En línea: www.ecuaderno.com/archives/000414.php. Fecha de acceso: 15 de noviembre de 2004.